Haciendo la Moda Sustentable

¿Las rentas de vestidos son el futuro?

En una encuesta reciente realizada por el Centro Comercial Westfield en Londres sugirió que rentar ropa se convertiría en una tendencia clave para el futuro. El valor potencial del mercado de renta de ropa en el Reino Unido se ha estimado en 923 millones de libras, y el modelo ya está bien establecido para ciertos artículos, como lo son vestidos de noche para mujeres y trajes de boda para hombres. En Estados Unidos, Rent the Runway se ha convertido en un jugador importante de la moda. Estas empresas se basan en el cambio, pero sin duda se enfrentarán a los desafíos del sistema tradicional de moda impulsado por las ventas, junto con la indecisión del consumidor.

El alquiler de ropa tiene el potencial de reducir el desperdicio y extender la vida útil de las prendas, pero para lograr una industria más sostenible se necesita un cambio sistémico en la práctica comercial y el comportamiento del consumidor.

Una realidad hoy en día es que ninguna mujer quiere ser vista en los eventos o sus redes sociales con el mismo vestido dos veces, por lo que rentar resulta favorable. Incluso los expertos financieros dicen que rentar un vestido puede ser un movimiento inteligente. Manisha Thakor, fundadora y directora ejecutiva de MoneyZen Wealth Management, dice:

"Dado que estos vestidos se usan con poca frecuencia, si compras el vestido, simplemente se acumula polvo los días que no lo usas. Al rentar un vestido, estás reduciendo los costos, por lo que solo pagas la parte del vestido que realmente te aportará valor”.

En un mundo donde intentamos ser más sustentable, les decimos algunas de los puntos de porque rentar es lo de hoy:

  1. Al rentar tienes un closet con opciones ilimitadas.
  2. Al rentar no tienes que repetir tu vestido nunca más.
  3. Al rentar puedes usar un vestido de diseñador por menos del 10% de su valor.
  4. Al rentar no tendrás que preocuparte por la bastilla o la tintorería de tu vestido.
  5. Quizás nunca pienses en gastar $30,000 pesos en un vestido de Hervé Léger, pero cuando se trata de pagar $2,500 pesos, no parece nada mal.
  6. En épocas donde tratamos de no acumular cosas, rentar es una excelente opción.
  7. Fast fashion es una trampa mortal para tus finanzas. Las tendencias siempre están cambiando y cuando esos artículos comienzan a deteriorarse o pasan de moda rápidamente, es preferible usar un artículo de calidad y a la moda para tu evento especial y luego devolverlo.
  8. Si estas en tus 20s y 30s siempre vas a tener bodas que asistir. Entre las pedidas, despedidas de soltera y bodas puede quedarte pobre fácilmente, incluso sin gastar dinero en cosas para vestir.
  • Nov 08, 2018
  • Categoría: Blog
  • Comentarios: 0
Dejar un comentario